No descartan que imágenes de niños abusados e n Natales estén circulando en Internet

13 de noviembre de 2012

En prisión preventiva quedó Rosamel Colivoro Tecay, 43 años por los delitos de violación, estupro, abuso sexual y producción de material pornográfico infantil, que afectaron a siete víctimas de entre 8 a 16 años al momento de cometer los ilícitos.

Ayer se realizó la audiencia de formalización de cargos en el Juzgado de Letras y Garantía de Puerto Natales, donde el fiscal Iván Vidal Tamayo, lo formalizó por diez delitos, cinco de los cuales tienen penalidad de crimen (entre 5 años y un día y 20 años de privación de libertad).
El acusado quedó en prisión preventiva, mientras dure la investigación en su contra, que se fijó en un plazo de seis meses. El período de tiempo se debe a la gran cantidad de material (CD y DVD piratas) que deben ser periciados. Hasta el momento se lleva revisado un 10% del material incautado.

Para ello se solicitará el apoyo del Ciber Crimen de la PDI de Santiago, especialmente para examinar los discos duros incautados.
El fiscal Vidal Tamayo, no descartó que las imágenes y grabaciones de los menores se encuentren en el ciber espacio (Internet y redes sociales). “No solamente tenemos que centrarnos en el material visual sino que en la redes sociales del imputado y su correspondencia electrónica. Por lo que se podría ampliar la investigación a otras personas”, acotó el profesional.

Expresó que no se descarta que hayan más víctimas, ni que exista una red de carácter internacional. Hasta el momento no se ha contado con la colaboración del imputado.

Escalofriantes relatos

Durante la audiencia el fiscal dio lectura a las declaraciones de las víctimas. Entre ellas la del menor A.I.M.M. quien fue víctima de abuso sexual impropio y violación impropia reiterada cuando tenía entre 8 a 10 años, entre fines de 2009 hasta principio de este año.
Colivoro aprovechando el desamparo en que se encontraba el menor (sus padres fallecieron) y que era conocido de su familia, logró crear lazos de confianza, donde no faltaron los regalos.

Así lo invitaba a su domicilio, donde en el segundo piso de su casa habitación, entre las 17 a las 19 horas, procedía a atacar al niño y grabarlo.
El fiscal Vidal Tamayo, dio a conocer parte de la declaración donde el menor expresó que “ojalá que no le pase nada a Chamelo (apodo del imputado) y que ojalá no lo vuelva a hacer (los abusos y violaciones). El es mi tío y yo lo quiero mucho”.

Entre el 2004 y hasta una fecha indeterminada del año 2012, Rosamel Colivoro Tecay al interior de su habitación ubicada en el segundo piso de su domicilio, en calle Libertad Nº0869, produjo material pornográfico infantil con 7 niños, de 8 a 16 años de edad, consistentes en fotografías y filmaciones que contienen sexo explícito y simulado, aprovechando, en algunas ocasiones, la excesiva ingesta alcohólica de los menores y su notable desamparo.

Ver más + Columnistas