La historia de la vivienda que es disputada por dos familias en villa O’Higgins

Hijos del propietario original reclaman ser los herederos legítimos. La ocupación por parte de ellos le significó ser condenados por el delito de usurpación. Mientras tanto, la actual tenedora, acreditó ante el Tribunal que en 1997 adquirió el inmueble al asignatario original, en la suma de 500 mil pesos.

3 de febrero de 2014

A comienzos de los ochenta, el gobierno militar de la época implementó en la región el denominado “Plan Austral”, que tuvo por objeto poblar las comunas rurales, mediante la construcción, asignación y venta de viviendas sociales a habitantes de dichos sectores.
Bajo este prisma, el año 1982, en la comuna de San Gregorio el Servicio de Vivienda y Urbanismo construyó en terrenos de la Cooperativa Bernardo O’Higgins, 16 viviendas sociales que fueron asignadas a pobladores del sector, entre ellos don Carlos Vicencio Moncada, quien como lo señala su hija Alexandra, su padre pagó el precio de venta mediante ahorro previo, subsidio habitacional y un mutuo hipotecario otorgado al afecto por el Serviu. El bien raíz (terreno y casa) fue pagado completamente.
Alexandra Vicencio señala que antes de fallecer, en diciembre de 2010, su padre le pidió se hiciera cargo de dicha casa signada con el Nº14. En tal circunstancia, el 2 de agosto de 2012, la hija y su hermano, Carlos Alejandro, procedieron a descerrajar la chapa de la puerta de calle y ocupar dicho inmueble, apareciendo posteriormente una persona que declaró ser el cónyuge de la propietaria, quien los conminó a hacer abandono del mismo por no tener título legal alguno para ello.
La nueva propietaria declaró ante el Tribunal que con fecha 29 de agosto de 1997, había comprado el inmueble a Carlos Vicencio, por la suma de 500 mil pesos.
La ocupación por parte de los hermanos Vicencio de la mencionada propiedad significó que ambos fueran llevados a juicio y condenados a pagar una multa de 10 UTM (400 mil pesos) como autores del delito de usurpación.
Serviu
En marzo de 2012, el director del Serviu, Cristián Ormeño, en repuesta a un informe solicitado por Alberto Precht, presidente de la Comisión Asesora Presidencial para la Protección de los Derechos de las Personas, dio a conocer que a fines del año 2011, la Cooperativa Bernardo O’Higgins vendió al empresario Javier Pivcevic el predio ganadero dentro del cual se encuentran emplazadas las 16 viviendas sociales, quien propuso el traslado de las mismas a un sector cercano a la actual villa, situación que no fue aceptada por los pobladores, los cuales prefieren mantener la actual ubicación.
A fin de dar una solución definitiva a este conflicto, tal cual lo demanda Alexandra Vicencio, el director del Serviu informó hace casi dos años que a objeto de otorgar los respectivos títulos de dominio, están coordinando una reunión con el citado empresario y el alcalde de San Gregorio, quien, dijo, han manifestado su voluntad de colaborar en el término de esta situación irregular.
Título del inmueble
Cabe señalar que durante el juicio celebrado el pasado 1 de agosto de 2013, donde ambos hermanos Vicencio fueron encontrados culpables del delito de usurpación, la Fiscalía sostuvo que la denunciante de ocupación ilegal goza del justo título sobre el disputado inmueble, pues lo adquirió por compraventa a don Carlos Vicencio Moncada, agregando que los hijos de éste carecen de derechos sobre la propiedad, y que incluso ésta no figuraba en la posesión efectiva quedada su fallecimiento.
Alexandra impugna el contrato de compraventa del bien raíz exhibido durante el juicio, debido a que la firma no coincide con la de su fallecido padre.
Es más, añadió, su padre murió esperando su título de dominio el que nunca obtuvo.
El abogado de la familia Vicencio, intentó anular el juicio por usurpación ante la Corte de Apelaciones, recurriendo al argumento que la adquiriente posterior carece de dominio inscrito respecto de la propiedad. No obstante, el alto tribunal rechazó la nulidad y le dio la razón al juez sentenciador, sosteniendo que la actual ocupante tiene la calidad de legítima tenedora.
En el año 2012 la misma hija del propietario original expuso este conflicto vía un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones, sin embargo los ministros estimaron que este asunto excede el ámbito del recurso de protección, toda vez que se trata de una controversia civil, por lo que correspondía ser abordado en un juicio civil ordinario de lato conocimiento.
Tras los avatares judiciales vividos en los últimos dos años, Alexandra sentenció que “no estamos dispuestos a quedarnos a brazos cruzados y lucharemos hasta la última instancia porque se acredite nuestra condición de legítimos herederos”.
Si bien en este caso el Serviu construyó las viviendas del Plan Austral sobre un predio de la Cooperativa Bernardo O’Higgins, pero nunca se concretó la cesión del terreno con ésta, pues se negó a aceptar una condición consistente en el derecho preferente de compra de la Cooperativa en caso que los asignatarios optaran por vender, situación que se mantiene hasta hoy con su sucesor en el dominio (el nuevo dueño de la Cooperativa), y que afecta a todos los asignatarios originales y adquirientes posteriores, quienes carecen de dominio inscrito.

Ver más + Columnistas