Joven fue formalizado por violación a paciente psiquiátrica menor de edad

25 de febrero de 2013

En prisión preventiva fue puesto ayer un joven de 22 años de edad, tras ser formalizado por el delito de violación de una menor de 16 años al interior de un baño de la unidad de psiquiatría del Hospital Clínico, debiendo permanecer al menos 45 días en la cárcel durante el tiempo que duré la investigación que se entabló en su contra, según la determinación del Juzgado de Garantía de Punta Arenas.

La agresión sexual habría ocurrido cerca de las 15,40 horas del sábado al interior de la Unidad de Corta Estadía (Uce) del Hospital Clínico, cuando José Francisco Alvarez Navarro fuera sindicado por la víctima de iniciales B.A.S.P., y testigos de los hechos como el autor de delito de violación, por lo que personal de Carabineros detuvo al sujeto a las 16,20 horas de ese día.

Tras conocerse dicha situación y determinar que sea la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI, la que deberá esclarecer los hechos, el fiscal Eugenio Campos solicitó la medida de prisión preventiva del imputado ya que “representa un peligro absoluto para la seguridad de la comunidad”, tal como indicó el persecutor, quien acotó que la menor se encontraba en el centro asistencial, en calidad de paciente, tras la determinación del Tribunal de Familia.

Según relató la víctima a las autoridades, el imputado le habría exigido mediante amenazas que se dirigiera al baño de mujeres o la golpearía, obligándole, ya al interior de la habitación, a despojarse de la parte inferior de sus vestimentas y proceder al ultraje contra de voluntad de ella, aproximadamente por un lapso de diez minutos, permaneciendo intimidada para guardar silencio e impedir que terceros acudieran en su ayuda.

Durante la audiencia, el fiscal a cargo del caso detalló que tales hechos establecerían el delito de violación en grado consumado, según el artículo 361, número uno, del Código Penal, además de presentarse en circunstancias de intimidación y uso de la fuerza, revelando además que el agresor se encontraba internado en dicha unidad médica por disposición del Juzgado de Garantía de Puerto Natales para recibir tratamiento por dependencia de alcohol y drogas con una extensión de 60 días, siendo el día sábado el último de su permanencia en el lugar.

Funcionarios del nosocomio informaron a las autoridades que cerca de las 13,45 horas del sábado vieron pasar al imputado junto a la menor en dirección al sector de comedores por lo que alertaron a otros miembros del personal que fueran a la búsqueda ambos, percatándose en ese momento que ambos se encontraban en el baño de mujeres y al lograr ingresar al lugar descubrieron a la menor semidesnuda, con sus pantalones y ropa interior en el suelo, y al sujeto sosteniendo sus pantalones, tras lo cual la menor habría sido resguardada en oficinas del recinto en donde confesó al personal la supuesta agresión sexual.

Tras la detención de Alvarez Navarro, la adolescente fue evaluada por personal de la Unidad de Ginecología como indica el protocolo en situaciones de tal índole, constatándose una contusión mamaria derecha, sin evidencia de lesiones genitales recientes, pero intolerancia al tacto y exámenes internos, y según reportes médicos un dolor en la pierna derecha por elongaciones.

La defensa

Con el desarrollo de la audiencia, que se extendió por cerca de una hora, el abogado defensor del imputado, José Miguel Navarrete, hizo ver que entre las declaraciones de los testigos presenciales se resaltó que al momento de que los funcionarios intentaron ingresar al lugar de los hechos habría sido la víctima quien gritó desde el interior que el baño que éste estaba ocupado, además de consignar como un dato relevante que en apreciación de los propios testigos, la joven tendría la costumbre de llamar la atención constantemente.

Entre los argumentos que subrayó el litigante, se encontrarían además las versiones de una de las profesionales de la unidad, quien habría informado que la menor tuvo que ser contenida en su habitación, ya que tras los supuestos hechos y acusaciones del personal, la víctima habría señalado que “todos son unos copuchentos y cahuineros”. También la misma profesional relató a las autoridades a cargo de la indagatoria que durante la tarde escuchó a varios pacientes afirmar que a la menor “era súper puntuda y le gustaba andar hinchando a los hombres”.

Paciente conflictivo

Durante la audiencia se constató que el psiquiatra Juan Vukusic había solicitado con anterioridad al Juzgado de Garantía de Puerto Natales, dejar sin efecto el confinamiento del joven de 22 años en el recinto psiquiátrico, ya que estaría derivado a dicho lugar para recibir un tratamiento por consumo de sustancias ilegales y alcohol, pero que no presentaba ninguna patología mental y en varias ocasiones habría sido dado de alta administrativa por graves faltas al reglamento interno y actitudes en contra del personal y otros pacientes, incluso conductas delictuales al sustraer pertenencias de otros pacientes.

A prisión preventiva

Finalmente tras conocerse los hechos y antecedentes del imputado y la menor en cuestión, el magistrado, Jaime Alvarez Astete, consideró que las pruebas presentadas en la audiencia daban pie para formalizar al imputado por un delito de violación en la calidad de autor.

Más Noticias

Ver más + Columnistas