Feroz pelea callejera entre universitarios terminó con uno de ellos perdiendo 5 dientes

Familiares y amigos del imputado aseguran que el joven de 19 años, sin antecedentes penales, sólo actuó en defensa propia tras ser agredido en primera instancia.

por Nicolás Ulloa | nulloa@laprensaaustral.cl | 27 de febrero de 2013

Una evidente huella de sangre en el pavimento, y cinco piezas dentales esparcidas en la esquina de calle Chiloé y Avenida Independencia, daban cuenta de la feroz gresca originada en dicho lugar cerca de las 5,30 horas de la madrugada de ayer, la que dejó con graves lesiones a Vladimir Toledo Villalón, de 21 años.

Transeúntes que presenciaron la agresión dieron aviso a la Central de Carabineros, desde donde enviaron una patrulla. En el sector los policías encontraron al herido sobre el bandejón central de la avenida, con rastros de haber sido prácticamente arrastrado desde la calzada de calle Chiloé, donde un charco de sangre y algunos dientes y muelas, daban certeza del lugar exacto en donde más violento se tornó el enfrentamiento.

Una ambulancia del Samu trasladó al herido al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico, donde quedó internado al presentar múltiples fracturas dentales, además de un traumatismo máxilofacial de carácter grave.

Informado del hecho el fiscal de turno, dispuso que peritos tanto del Laboratorio de Criminalística de Carabineros como efectivos de la Sección de Investigaciones Policiales acudieran al sitio del suceso; los primeros, a fin de recabar la evidencia científica en el lugar, mientras que la Sip se abocó a la realización de una serie de diligencias que permitieran dar con el paradero del autor de la golpiza.

Los primeros testimonios, dan cuenta que Toledo Villalón habría sido abordado por un solitario joven, con quien se habría trenzado a golpes. Luego de propinarle un golpe de puño, lo tomó del cabello para estrellar su rostro contra el pavimento. De igual manera, los testigos aportaron la descripción física del presunto autor, con lo que la policía pudo establecer la participación de un joven de 19 años, domiciliado en la villa Cardenal Raúl Silva Henríquez.

Diligencias policiales

Ardua fue la labor pericial desplegada por el Laboratorio de Carabineros en el sitio del suceso, lugar donde se procedió al levantamiento de las piezas dentales, además se empadronaron a vecinos del lugar, trabajando en el sitio hasta cerca del mediodía.

Mientras tanto los esfuerzos de la Sip se concentraban en identificar y ubicar al supuesto autor, quien, según algunos involucrados que fueron más tarde individualizados, se trataría del amigo de un conocido de la víctima, con quien, luego de salir a compartir a un local nocturno de calle José Menéndez, en grupos separados, se habría iniciado un intercambio de palabras en la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero, el cual se trasladó hasta Chiloé con Independencia, donde finalmente estalló la gresca, que concluyó con las heridas graves y el autor huyendo.

Finalmente, y luego de varias diligencias, la Sip logró establecer el domicilio del presunto autor, un joven sin antecedentes, de 19 años, identificado como Marcelo Toledo Guajardo, detenido en su hogar de la villa Cardenal Silva Henríquez.

Familiares lo defienden

Tras su detención, Toledo fue trasladado hasta el cuartel de la Primera Comisaría para luego ser llevado al Hospital Clínico a fin de ser sometido al trámite de constatación de lesiones. En la unidad policial, familiares y amigos entregaron su versión de lo ocurrido.

“Este tipo (Vladimir Toledo) se nos acercó con otra persona y empezó a molestarnos, entonces Marcelo intercedió y le dijo que no andábamos buscando problemas, que lo habíamos pasado bien, que no teníamos para qué ponernos densos, pero el sujeto no paró, y nos vino siguiendo hacia Independencia, ahí me trató de pegar a mí, y Marcelo me defendió, le dijo que era amigo de su hermano que no se pusiera espeso, y eso enfureció al tipo, y le pegó dos golpes de puño en la cara, a lo que mi amigo le dijo que si le pegaba de nuevo le iba a devolver los puñetazos. Y, así fue, le volvió a pegar y Marcelo reaccionó golpeándolo una vez, y con la caída al piso, fue que el tipo se golpeó el rostro contra el cemento”, según relató Esteban, uno de los amigos testigo de la golpiza.

Añadió que se asustaron por la gran cantidad de sangre que perdía la víctima, y como había quedado en medio de la calle lo llevaron al parque de la Avenida Independencia, donde llamaron a la policía y a la ambulancia.
En tanto, la madre del imputado, insistió en que su hijo no es un joven de malos hábitos, y que todo pudo deberse a la ingesta de alcohol, pero que jamás éste había tenido problemas con la ley, y que es una persona trabajadora y estudiante universitario.

Lo anterior fue corroborado por los dichos del comisario de Punta Arenas, mayor Christian Gutiérrez, quien aseguró que se trató de una pelea aislada, sin rencillas anteriores, y que habría sido gatillada, principalmente, por la ingesta en exceso de alcohol, entre dos jóvenes estudiantes universitarios, quienes no tienen antecedentes penales.

Finalmente, hoy se determinará la suerte procesal de Marcelo Toledo Guajardo, cuando comparezca en la audiencia de control de detención en el Juzgado de Garantía, donde la Fiscalía procederá a la formalización de cargos.

Ver más + Columnistas