Desbaratan planta clandestina de centolla

18 de octubre de 2011

En horas de la mañana de ayer, un procedimiento conjunto entre la Policía de Investigaciones (PDI) y el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) permitió desbaratar una planta clandestina de centolla, que funcionaba en una parcela de prolongación Capitán Guillermos, en el sector norponiente de la ciudad.

Una denuncia telefónica de un particular permitió a personal de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) y fiscalizadores allanar un galpón en el cual se procesaba el mencionado recurso. Los efectivos policiales decomisaron allí 550 kilos de centolla seccionada y en faenamiento (equivalentes a mil 100 kilos del recurso en su estado natural), la cual se hallaba en pésimas condiciones sanitarias.

Se incautó carne del crustáceo en recipientes lista para ser envasada, sacos con patas de centolla y también del recurso entero. Además había un rodillo manual para triturar las patas, dos tinas de baño empleadas como contenedores de esta carne ya cocida y una balanza para su pesaje.

Esta acción culminó además con tres personas detenidas por su implicancia en los hechos, al constituir una infracción a la Ley de Pesca y Acuicultura. Los imputados quedaron más tarde en libertad, a la espera de ser citados por el Tribunal.

El comisario Luis García, jefe de la Biro, señaló que se trató del decomiso más grande que han visto en lo que va del año, y de momento se desconoce el origen del producto. Asimismo, se investiga su vinculación con procedimientos anteriores.

Al desconocerse el tratamiento sanitario del producto, ayer se procedería a su destrucción.

Sernapesca

Patricio Díaz, director regional de Pesca, valoró el trabajo conjunto con la PDI, que “una vez más da muy buen resultado, y agradecer el apoyo de la comunidad que denuncia estos hechos”. El profesional hizo además un llamado a quienes adquieren productos de origen irregular a que tomen las precauciones del caso, “porque están vistas las condiciones en que es elaborado, y a la vez están formando parte de una cadena asociada a un producto, que es recurso hembra (en veda permanente) y bajo talla, lo que de alguna manera está vulnerando la sustentabilidad del mismo”.

Agregó que este año llevan sobre seis toneladas incautadas de centolla en un mismo número de infracciones que el año pasado. Sin embargo, no se ha logrado detectar grandes cargamentos como en 2010, en que los decomisos de centolla cerraron con 22 toneladas.

Más Noticias

Ver más + Columnistas