Construirán réplicas navegables de la goleta Ancud y del bergantín Beagle

31 de diciembre de 2011

Dos ambiciosos proyectos, uno más que otro, prepara el empresario turístico Juan Luis Mattassi, gestor del Museo de Sitio Nao Victoria, ubicado en el Kilómetro 7,5 Ruta Y-565 (camino a Río Seco).

El primero, que ya avanza, se refiere a la goleta Ancud, y es un proyecto personal, con fondos 100 por ciento privados. Se trata de una réplica perfecta de esta histórica embarcación venida de Chiloé, con la cual Chile tomó posesión del estrecho de Magallanes. El empresario anticipó a este medio que ya preparan cuadernas y registran un 10 por ciento de avances, lo cual implica que el barco a estas alturas se ve formado.

La otra iniciativa apunta a poner a la región en el mundo a través de un hito tan destacado como la de revivir en un modelo a escala al de bergantín Beagle, el mismo que trajo al naturalista Charles Darwin a la Patagonia.

Mencionó que han tratado de realizar este proyecto varias veces en diversas partes del mundo, “pero siempre hacen propuestas de proyectos basados en capital. Nosotros tenemos una propuesta de proyecto basada en trabajo, entonces ya fui a Vigo, y la mejor maqueta del Beagle está en el Museo del Mar de Vigo, en Galicia. Yo fui con ellos, entonces firmamos un convenio en el cual le van a pasar al Museo Nao Victoria toda la línea base del Beagle”.

Desafío mayor

A nivel local, Mattassi consiguió el auspicio de la Minera Isla Riesco para que les aporte toda la madera requerida, tanto para la Ancud como para el Beagle. La idea es tener lista la goleta en mayo próximo, cuya ejecución en términos de recursos equiparó a la adquisición de una retroexcavadora o dos camionetas nuevas (alrededor de 40 a 45 millones de pesos).

En cuanto al Beagle, ya son palabras mayores, no tanto en tamaño -mide poco más de 27 metros de largo, mientras la Nao Victoria tiene 26 metros de longitud-, sino que más bien requiere crear una estructura para poder optar a recursos fiscales. “Si queremos hacer un trabajo que honre o reproduzca bien los términos ingleses del siglo XVIII, la carpintería de ribera de ellos o la carpintería naval, que era de primer nivel, debemos hacer un trabajo muy bueno por dentro, con terminaciones más finas. Eso es más caro”, indicó.
De contar con el aporte de toda la madera requerida, la ejecución de la réplica del Beagle demandaría unos 250 millones como máximo. En todo caso, se trataría de un buque navegable, la idea sería que fuera a parar a Cabo de Hornos, hacerlo y ponerlo como un atractivo turístico en la comuna donde tiene que estar, en el canal al que le dio nombre”.

También se pretente hacer navegar a la goleta Ancud y como única actividad ir a hacer la toma de posesión del estrecho en punta Santa Ana, al menos una sola vez. Su ubicación definitiva dependerá de la contingencia.

Ver más + Columnistas