Cinco heridos deja choque a vivienda

3 de diciembre de 2011

Una impactante escena casi sacada de una película fue la que presenciaron ayer poco antes de las 16 horas los vecinos de calle Patagona, entre Errázuriz y Fagnano. En aquella arteria, un vehículo Hyundai Accent, patente BRCJ-72, que iba con cinco ocupantes en el interior, protagonizó un choque de alta energía, quedando incrustado en el muro perimetral de la vivienda signada con el número 1153, propiedad de Adela Santana de La Torre.

Los gritos de dolor del conductor del móvil, el cual permanecía atrapado al interior de su retorcida carrocería junto a un ocupante trasero, daban cuenta de su delicado estado. En tanto, otros dos pasajeros yacían recostados en la vereda tras ser sacados por personal de la Primera Compañía de Bomberos, y sólo el quinto de ellos podía permanecer en pie con una mano sangrante y sin plena lucidez.

A los pocos minutos, llegaría al lugar Luis de la Torre, hijo de la propietaria del inmueble, quien para dar espacio a los bomberos, debió correr más adentro de la propiedad un Chevrolet Blazer el cual, pese a que permanecía aparcado al interior de ella, resultó abollado en su parachoques trasero. El enrejado del cerco se desprendió de su base con el impacto.

Tanto el chofer como el acompañante golpearon de lleno con el parabrisas, debiendo el primero ser rescatado desde el interior con todas las precauciones del caso e inmovilizado por parte de los voluntarios. La misma precaución debió tomarse con un pasajero del asiento trasero también atrapado, aunque no se hizo necesario el empleo de herramientas hidráulicas.
Durante el envío de estos dos pacientes al Hospital Clínico de Magallanes, los últimos en ser retirados del vehículo, se haría necesario prestarle reanimación a uno de ellos. Luego se despacharía a otros dos acompañantes menos comprometidos, uno de los cuales iba con compromiso de consciencia.

Los heridos fueron identificados como Octavio Andrés Millafilo Prieto, 26 años, conductor del automóvil; Sergio Millapel Alba, 33 años; Patricio Javier Varas Muñoz, 35 años; Juan Carlos Milipillán Alderete, 25 años; y Juan Gabriel Morales Toledo, 20 años. En su mayoría resultaron policontundidos y presentaban hálito alcohólico. La condición de dos de ellos era grave.

Momentos antes, dicho vehículo había colisionado al taxi Chevrolet Corsa, de la línea 800, conducido por Mauricio Ojeda, en Avenida Salvador Allende esquina Prat. Según Ojeda, el chofer del Hyundai iba en aparente estado de ebriedad, zigzagueando en una loca carrera. En el intertanto, una pasajera del colectivo llamaba a Carabineros para alertarlos del hecho. En medio de la persecución del colectivero el auto particular se estrelló contra el mencionado inmueble de calle Patagona.

Según el colectivero, seis habrían sido los ocupantes del siniestrado vehículo.

Ver más + Columnistas